algo solidario

Ayudar a los pobres y a los necesitados

Haz donaciones. Las donaciones a las organizaciones locales o internacionales son sumamente importantes (Comprometerte a renunciar a comprar algo especial para ti durante un mes y usa el dinero que hayas ahorrado para donarlo a una organización benéfica o sin fines de lucro local o internacional, podrás donar alimentos, prendas de vestir, artículos de aseo, muebles, juguetes, libros viejos a programa y albergues locales).

Ofrécete como voluntario. Hay maneras infinitas de ayudar a la comunidad realizando acciones directas(podrás trabajar ayudando a niños, ancianos, enfermos mentales, las personas sin hogar, con mujeres. Tendrás que decidir a qué grupo te quieres centrar, leyendo cuentos, dando comida…)

Ayuda a una persona. Si ves a alguien necesitado, habla con él. Dale un poco de dinero, incluso unos cuantos dólares le ayudarán. Ofrece tu ayuda, pero no te creas superior ni seas muy crítico.Ignorar la pobreza a tu alrededor o juzgar a la gente pobre sin lugar a dudas no ayudará en lo absoluto. No sabes cómo esa persona terminó en la pobreza y no sabes en qué usará su dinero.

Crea o únete a una organización.Crea un grupo para ayudar a educar a los miembros de la comunidad que estén en la pobreza o crea un programa para después de clases para los niños cuyas familias tengan bajos ingresos económicos o únete a una organización de ayuda donde des dinero o comida.

Toma medidas legislativas. Participa en el gobierno de tu comunidad y de tu país. Presta atención a las leyes y proyectos de ley que se aprueban que afecten los programas para ayudar a los pobres.

Ayuda a crear un debate sobre la pobreza. Simplemente al iniciar un debate en tu comunidad y a escala mundial ayudará a paliarla. Desafía los conceptos de tus amigos y familiares sobre la pobreza.

Aprendiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *