La abeja y la flor

Una flor permanecía calmada, cuando una abeja se acercó a ella para charlar tranquilamente. Después de un buen rato conversando, apareció un humano. Aquel ser tenía una máquina desconocida por la abeja y la flor. El humano cortó la flor con aquella máquina y la abeja murió de tanta tristeza.

 

 

LEE TODOS LOS CUENTOS DE 50 PALABRAS <

Aprendiendo

1 comentario sobre “La abeja y la flor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *