LA POESIA NEOCLÁSICA

El neoclasicismo fue la tendencia estética dominante en la poesía española de entre h. 1750 y h. 1830. El nuevo estilo supone un rechazo de tendencias del siglo XVII como el conceptismo y el culteranismo, y la creencia en principios como la imitación de poetas anteriores pertenecientes a la herencia clásica de Grecia y Roma y poetas europeos de los siglos XV a XVII que se situaban en esa tradición.

Destacan varias corrientes:
-Una continuación formalista de la poesía barroca con Diego de Torres Villarroel.
-Una poesía rococó que supone una depuración de la estética barroca, de carácter sensual.
-Una poesía neoclásica que busca una vuelta a la poesía clásica y renacentista.
-Una poesía ilustrada, racional, didáctica. Destaca Iriarte y Samaniego.
-Por último, una poesía prerromántica que avanza la consolidación de la sensibilidad individual.

AUTORES:

Destacan las anacreónticas de José Cadalso y Meléndez Valdés. Destacan Juan Meléndez Valdés, Cadalso y Jovellanos. Los prerrománticos son, en parte, los mismos autores neoclásicos, pero considerados por sus obras de madurez y del final de sus vidas o en el cultivo de algunos géneros literarios. En estas obras predomina la introspección, los sentimientos personales, se intenta romper con las normas de la expresividad y aparece una nueva visión de la Naturaleza: amable y riente o nocturna y desatada, pero en libertad, dinámica.

 

Aprendiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *