¡Muere!

Cuento de 50 palabras

 

¡MUERE!

El planteamiento no resultó sencillo…O quizá, sí; sencillísimo: casi sin proponérmelo ya había logrado captar su atención y distraerlo del antídoto que otra mano le tendía.

A él solo le quedaban segundos de vida… Iba a morir leyendo lo que le escribía, en cuanto llegara a la palabra cincuenta.

 

LEE TODOS LOS CUENTOS DE 50 PALABRAS <

Aprendiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *